sábado, 22 de abril de 2017

Mi hermano persigue dinosaurios.

Mazzariol, G. (2017, 2016 de la original) Mi hermano persigue dinosaurios, Nube de Tinta.


Esta historia no es una novela; sino que es una autobiografía, la del autor, Giacomo Mazzariol, centrada en la relación que mantiene con su hermano menor, Gio.

Gio es una persona especial, distinta: tiene un cromosoma de más, es decir, tiene síndrome de Down. Por ello, Gio tiene un modo diferente de afrontar la vida.

A lo largo de las páginas, Giacomo muestra cómo se va transformando la relación que mantiene con Gio: desde la expectación y sorpresa de su nacimiento, pasando por el sentimiento de decepción y vergüenza, hasta la fase final de redescubrimiento, aceptación y admiración.

El lenguaje de la narración es muy sencillo, en primera persona, simple, directo, a modo de diario o, mejor, anecdotario. No existe una trama o hilo argumental, sino que la historia se desarrolla como una sucesión de "momentos clave".

Quizá el valor puramente literario del libro no sea excesivo. Pero eso no es óbice para que el texto derroche otras características muy relevantes. Porque la historia de la relación de Giacomo y Gio es un canto al amor y a la empatía. Al valor de las pequeñas cosas. A la aceptación de las diferencias. Al optimismo. A la ternura.

No creo hacer "spoiler" si digo que la moraleja de la historia es demoledora: Giacomo descubre que su hermano Gio, el del síndrome de Down, el que se ensimisma y apasiona con sus dinosaurios de juguete, el que lee y relee una vez sus mismos cuentos, el que abraza a todo el que lo necesita y busca soluciones a veces demasiado directas a ciertos dilemas, y no sabe esconder sus sentimientos y desborda alegría y se siente afortunado por tener la vida que lleva; Gio, digo, no tiene límites ni discapacidades mentales; simplemente concibe de otro modo la realidad: es distinto. Y lo diferente a lo convencional no tiene por qué ser algo malo necesariamente; sino que supone una oportunidad para aprender a mirar el mundo desde otra perspectiva. Sobre todo, cuando el amor y la ternura se superponen a cualquier dificultad.

El libro es un mensaje repleto de esperanza y positividad que, de hecho, trasciende a la propia historia concreta de la relación entre un chaval y su hermano con síndrome de Down. Es el triunfo de la tolerancia y el amor sobre el miedo a lo diferente.

Lo mejor, sin duda, es que, además, podemos conocer "en vivo" tanto a Giacomo como a Gio, a partir de un vídeo que, en su día, arrasó en youtube, y cuyo enlace acompaño. Enhorabuena a ambos, a estos dos auténticos "cracks".


***


No hay comentarios:

Publicar un comentario