miércoles, 8 de junio de 2016

El mal camino.

Santiago, M. (2015) El mal camino, Ediciones B.


El comienzo de este relato es prometedor. Imagínate circulando en la oscuridad de la noche con tu coche por una estrecha y desierta carretera de montaña, curva tras curva, terraplenes a los lados... Y, de repente, alguien, que no se sabe muy bien de dónde ha salido, se cruza en tu camino, levantando las manos, la expresión desencajada. El impacto es inevitable, la muerte segura. Aterrorizado, abandonas el lugar, amparado en la soledad del paraje, dejando el cadáver en la carretera. E imagínate que al día siguiente, devorado por los remordimientos, vas a entregarte a la policía, a confesar el suceso. Pero nadie sabe nada de ningún atropello, ni siquiera de ningún cuerpo abandonado.

Y hasta ahí puedo leer.

Tan solo añadir que el desenlace de la historia se me antoja correcto, entretenido; aunque a veces un poco previsible. Creo que a la trama le falta algún giro inesperado más. He de confesar que leí la novela y me gustó, aunque no se correspondió con las expectativas que habían generado en mi la anterior novela de Mikel Santiago. Aún así, para quien busque entretenimiento sin muchas pretensiones, se la aconsejo.

**

No hay comentarios:

Publicar un comentario