domingo, 2 de agosto de 2015

Historias del Kronen.

Mañas, J. A. (1994 de la primera edición) Historias del Kronen, Destino.



Hay películas que ves en un momento de tu vida y te emocionan o conmocionan; sin embargo, al volverlas a ver tiempo después las percibes ingenuas y atrasadas. Con la novela "Historias del Kronen" (que por cierto, fue llevada a la gran pantalla y me provoca el mismo efecto que la novela) ocurre igual. Lo que en 1994 (¡hace ya la friolera de 21 años!) hizo correr ríos de tinta tanto por su contenido como por el formato narrativo (recuerdo un número del "Magazine" de "El Mundo" que ofrecía un particular diccionario sobre los términos empleados en la novela), ahora, a toro pasado, se me antoja una historia bastante más simple que entonces, sobre el comportamiento y la actitud de un niño pijo de familia acomodada, que en su hastío experimenta con el triángulo de sexo, drogas y... violencia.

"Historias del Kronen" fue uno de los iconos de la entonces recién llegada "generación X", una mezcla de tribu urbana burguesa (nunca otra generación en España había vivido con tantas comodidades) y rebelde, deseosa de experimentar emociones fuertes para huir de una suerte de vacío existencial. Y eso es lo que se representa en el relato de este Carlos que quiere vivir al límite y con prisa, en su obsesión por la violencia; pero siempre con la red de seguridad que le aporta el ser un niño bien de una familia bien, lo que convierte sus vivencias en un mero teatro. Hasta que a él y a sus amigos se les va la mano....

En cuanto al aspecto formal, el lenguaje es directo e intenta ser transgresor. Siempre en presente, con diálogos fluidos, y vocablos que aparecen tal y como suenan; aderezado todo con esa pizca (a veces, más que "pizca") de violencia que impregna cada página del relato.

En definitiva, 21 años después, cuando hemos visto desarrollarse otros tipos de generaciones de jóvenes con otros puntos de vista y otras preocupaciones, la novela ha pasado de ser un grito impactante que hizo meditar a mediados de los 90 sobre un cambio generacional; a una novela quizá "histórica", en todo caso con un halo de ingenuidad del que se ha impregnado a lo largo de todos estos años. Aconsejo leerla como curiosidad, puesto que es de rápida lectura....

**

No hay comentarios:

Publicar un comentario