miércoles, 27 de mayo de 2015

Yo confieso.

Cabré, J. (2011) Yo confieso, Destino.



La última novela del mundo que yo aconsejaría leer a alguien que busque algo ligero y entretenido sería "Yo confieso" de Jaume Cabré. Y eso que la historia no deja de ser fascinante: un valioso violín va cambiando, a lo largo de los años y siglos, de manos; ligado a una extraña maldición que hace que su trasiego vaya siempre acompañado de funestas consecuencias fruto de la debilidad humana. Y justo ese violín está guardado, como el más preciado de los tesoros, en el despacho del padre del niño Adrià. Este niño vive inmerso en el particular Universo de la tienda de antiguedades de la familia, estudiando historia e idiomas para satisfacer a su padre, y aprendiendo el arte de tocar el violín (precisamente) para satisfacer a su madre. Tras la muerte del padre, su culpabilidad lo llevará a descubrir una cadena de terribles secretos de los que su conciencia no se podrá desprender. Como digo, este relato no es precisamente ligero, forma un caleidoscopio de escenas, diferentes momentos y personajes, narraciones en primera y en tercera persona, cruces de historias, solapamientos de vivencias... Un texto denso que requiere de la atención plena del lector, que deberá ir desbrozando poco a poco los párrafos hasta completar el puzzle de la historia. En mi opinión, una trama fascinante y ambiciosa; pero demasiado trabada en la complejidad de una narración (premeditadamente) caótica.

***

sábado, 23 de mayo de 2015

Muertos de amor.

Cañeque, C. (1999) Muertos de amor, Destino.


Se trata esta de una novela que ironiza sobre el género rosa; con una historia a medio camino entre la parodia y la sátira más despiadada. Ángel Peláez es un hombre enfermo de celos, cuya vida pasa por un mal momento desde que perdió en un accidente un brazo y, con él, su oficio de camarero en el Ritz. Desde entonces se pasa las horas elucubrando sobre las infidelidades que él imagina que mantiene su esposa, Reme, con media Barcelona. Y el caso es que al final ocurre: Reme, que trabaja de asistenta, cae en una apasionada relación con un joven catedrático de filosofía que, entre otras aficiones, colecciona fotos de todas sus conquistas. Y claro, estos triángulos no suelen acabar bien. Novela que recomiendo a los que les venga bien un poquito de humor negro e ironía a flor de piel.

***

jueves, 21 de mayo de 2015

Nada.

Teller, J. (2006 del original, 2011 de la edición en castellano) Nada, Seix Barral.



"Nada importa. Hace mucho que lo sé. Así que no merece la pena hacer nada. Eso acabo de descubrirlo." Este es el comienzo de esta historia. Comienza como un cuento destinado, quizá, a un público juvenil. Pierre Anthon, con catorce años, descubre un día que no imporata nada, y que no merece la pena hacer nada. A perdido la ilusión por vivir. Se sube a un árbol y no tiene ninguna intención de volver a bajar. Sus amigos quieren demostrarle que la vida merece la pena, que sí hay cosas importantes. Para ello deciden que,  cada uno de ellos, se deshará de algo que verdaderamente le importe, y con todas esas cosas formarán una pila a modo de sacrificio. Pero conforme el plan se va desarrollando, la exigencia a cada uno por parte de los demás sobre la cosa que tiene que ofrecer en sacrificio aumenta, más y más, hasta llegar a límites insospechados. Y el plan se les va de las manos... Para entonces, este cuento juvenil se ha convertido en una obra obscura, cruel, aterradora, que nos hará plantearnos a todos el sentido de nuestra propia existencia. La publicación de este relato causó una gran controversia tanto en el país de la autora, Dinamarca, como en otros países: Noruega, Francia, Alemania. En la actualidad, es lectura recomendada en las escuelas danesas. Esta novela supuso una convulsión en mi interior, quizá porque me pilló desprevenido. Y lo cierto es que aún me causa desasosiego. Recomiendo su lectura porque no sé si gustará o no; pero a nadie le dejará indiferente...

***

martes, 19 de mayo de 2015

El tiempo entre costuras.

Dueñas, M. (2009) El tiempo entre costuras, Temas de Hoy.


Hoy traigo a colación una novela que no necesita presentación ni, por tanto, reseña. Pero aun así, la hago por gusto. Pocos lectores deben quedar todavía sin haberse sumergido en la singular historia de la modista Sira Quiroga en el período que transcurre desde el comienzo de la Guerra Civil a plena II Guerra Mundial. Poco antes de la contienda española, Sira dejará a su novio de toda la vida para caer en los brazos de un don Juan e irse con él a Tánger. La cara más cruel del destino la arrastrará hasta Tetuán, donde, para sobrevivir, logrará fundar un selecto taller de costura. A partir de ahí, Sira conocerá a personajes claves del momento, algunos de ellos fascinantes, lo que la llevará a verse envuelta en complicadas tramas de espionaje internacional y jugarse la piel en la bella Lisboa. Pero bueno, como digo, esta trama casi todo el mundo la conoce, si no es por medio de la lectura, lo es por la adaptación televisiva que, según me dicen, fue excelente. En definitiva, un libro muy bien escrito, ágil, fácil de leer, entretenido, adictivo; que nos transporta a esas historias de héroes y heroínas de antaño que, sumergidas en el glamour de esas épocas pretéritas, nos hicieron soñar alguna vez. Si aún no has leído esta novela, te lo aconsejo con rotundidad.

****

domingo, 17 de mayo de 2015

Matando dinosaurios con tirachinas.

Maestre, P. (1996) Matando dinosaurios con tirachinas, Destino.



Sigo con los "Nadales" de la segunda mitad de los 90, esa debilidad que tuve... "Matando dinosaurios..." es un relato escrito en primera persona, con un formato a veces singular, que presenta el paso a "la vida adulta" de un joven de veinticinco años, filólogo en paro, en busca de cualquier trabajo, objetor de conciencia, que marcha a Alcoy con la intención de vivir con su novia. Ese trasiego desde una juventud caracterizada por una familia superprotectora a una realidad extraña, cambiante y a veces cruel le supondrá dejar a un lado sueños e ideales, y lo sumirá en un estado de irritación, desasosiego, desorientación del que escapará a fuerza de escribir sin parar. En fin, aunque sean los 90, yo creo que el ambiente y sensaciones que transmite la historia nos será familiar a todos, o al menos a algunos, y el transfondo de lirismo que supuran los párrafos nos harán, a más de uno, sentir cierta añoranza en relación a nuestro modo de concebir la vida antes de darnos de bruces con la realidad. A quien le guste una buena mezcla de costumbrismo e intimismo, se lo aconsejo.

****

sábado, 16 de mayo de 2015

Olvidado Rey Gudú.

Matute, A. M. (1996) Olvidado Rey Gudú, Espasa.



Traigo a colación esta obra que leí en 1996 ahora que están de moda las sagas histórico-fantásticas, tipo "Juego de Tronos", etc. Pues hace casi 20 años, la maestra Ana María Matute ya publicó su particular visión de historia legendaria y medieval, en un mundo paralelo de reinos y magia. Y le salió muy bien. Ya ella misma dedica este libro a Andersen, a los hermanos Grimm y a Perrault, con lo que casi todo está dicho sobre lo que uno se encontrará si se sumerge en esta épica historia. La novela narra el nacimiento y expansión del Reino de Olar, a la vez que un Universo de personajes nos hacen reflexionar sobre las grandes cuestiones de nuestra vida: el amor, el poder, el miedo, el orgullo, la ternura... Gran obra extemporánea y siempre actual.

****

viernes, 15 de mayo de 2015

Los reyes de la ciudad.

del Pozo, R. (1996) Los reyes de la ciudad, Planeta.


Esta novela es ante todo una historia de amor, de amor en un ambiente violento y marginal, amor cuando el ritmo de la vida es vertiginoso y siempre se está al filo de la vida y la muerte. Es casi una road movie, es un canto en cierto modo a la libertad y al carpe diem, es un retrato de la cabeza de ratón que se niega a ser cola león. Es Raúl del Pozo. Tiene su solera ya; pero la recomiendo.

***

 

martes, 12 de mayo de 2015

Dafne desvanecida.

Somoza, J. C. (2000) Dafne Desvanecida, Destino.


Sigo con mi etapa de lectura de finalistas del Nadal en los últimos 90s y principios de siglo. "Dafne desvanecida", es un homenaje a la literatura misma, en clave de misterio y humor. "Me he enamorado de una mujer desconocida" escribe un famoso autor antes de tener un accidente y quedar inmerso en la amnesia. ¿Es cierto, o era el comienzo de una de sus creaciones literarias? Sólo alguien parece tener la clave; pero muere en extrañas circunstancias antes de que nuestro protagonista pueda hablar con él. Todo se complicará conforme vayan apareciendo en escena una serie de singulares personajes. Una novela curiosa y entretenida que me gustó, si bien cuando leo algo relacionado con la "metaliteratura" acabo pensando en la misma novela que me prestó, hace casi 30 años, mi buen amigo Antonio J. Almarza: "Niebla", de don Miguel de Unamuno. Y es que si hablamos de ciertos clásicos, obviamente no hay color.

***

lunes, 11 de mayo de 2015

El sanador de caballos.

Giner, G. (2008) El sanador de caballos, Temas de Hoy.


Hablando de relatos épicos, hoy recordaré una de las novelas históricas españolas más leídas en los últimos tiempos. Pocos serán los que aún no hayan leído "El sanador de caballos" pero, por si acaso, recordar que se trata de una historia que comienza en el pueblo de Malagón en 1195, batalla de Alarcos. Los cristianos son vencidos y un joven mozo de cuadras huye a Toledo, tras ver cómo los sarracenos matan a su padre y secuestran a sus hermanas, a lomos de su yegua Sabba. En Toledo el destino le llevará a buscar refugio en la casa de Galib, un prestigioso veterinario mudéjar, que lo inicia en el arte de la sanación. A partir de ahí, en su vida se cruzarán la sabiduría de bibliotecas olvidadas con aventuras en cruciales enclaves, siempre con el objetivo final de liberar a sus hermanas y vengar a su padre. Sin duda, una entretenida novela que transcurre en esos turbulentos años del punto de inflexión entre el dominio del poder almohade y del poder cristiano en la península, en buena parte de la trama en la cosmopolita y singular ciudad de Toledo, con una loable recreación de la época y la suficiente acción para disfrutar de buenos momentos de lectura. Yo, la recomiendo.

***

domingo, 10 de mayo de 2015

La enfermera de Brunete.

Maristany, M. (2004 del autor, 2009 de la edición) La Enfermera de Brunete, Planeta.


Historia a caballo entre la épica y el romance, ambientada en plena guerra civil. Un joven alférez cae herido tras la batalla de Brunete. Una joven duquesa, casada con un alto cargo del bando nacional, lo cuida durante su convalecencia hasta que entre ellos surge el amor, lo que dará lugar a un sonado y escandaloso romance. En la batalla del Ebro nuestro protagonista recibirá una información sobre su amante que le hará concebir todo de un modo muy distinto... Me llamó la atención esta novela por dos cosas: por su extensión (¡1037 páginas, buen tocho!) y porque era curiosamente una obra escrita desde la perspectiva del bando nacional, lo cuál es bastante extraño en la literatura española. Aunque en definitiva pienso que la moraleja que esconde el libro es la que se espera (no por ello no veraz): la crueldad y la inutilidad de la guerra. En fin, me lo pasé bien, aunque a veces el lenguaje empleado por el autor me resultase una pizca denso.

**

sábado, 9 de mayo de 2015

La caricia del escorpión.

García-Valiño, I. (1998) La caricia del escorpión, Destino.



Otra novela que leí hace muchos años, en 1998, tras quedar finalista en el Nadal. Ante todo es una novela de amor, o mejor dicho, dedicada al binomio amor-odio, a veces las dos caras deuna misma moneda. Un excéntrico profesor de matemáticas es incapaz de encontrar el equilibrio entre sus ansias de soledad y la vida en pareja. La cosa se complica hasta verse implicado en un sórdido asesinato. Es un relato escrito con agilidad, siempre inmerso en una mezcla de humor, crueldad, y a la vez ternura. Una estupenda obra que el tiempo ha relegado injustamente al olvido.

****

viernes, 8 de mayo de 2015

La Flaqueza del Bolchevique.

Silva, L. (1997) La Flaqueza del Bolchevique, Destino.



Esta novela, no muy extensa, la leí en 1997, cuando se publicó al quedar finalista del Premio Nadal de literatura. Fue curioso que entrara en contacto con la genialidad de Lorenzo Silva mediante este bello relato, y no a través de su exitosa saga protagonizada por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro. Esta actualización del mito de las "lolitas" me sedujo y me fascinó. Es inquietante cómo alguien puede, a partir de una casualidad, entrar en una vorágine de tentaciones y lucha contra los tabúes internos. Todo hasta que el destino muestra su mueca más grotesca. Para mí, obra maestra (por cierto, muy bien llevada al cine) digna del desbordante talento de un maestro de la ficción.

*****

El síndrome E.

Thilliez, F. (2011) El síndrome E, Destino.


Novela policíaca francesa (buena escuela) con un comienzo desconcertante: una extraña película es capaz de manipular la mente. La teniente Lucie Henebelle asumirá el reto de intentar descubrir qué se esconde tras esta enigmática filmación. Y cuando tira del hilo, lo que descubre va más allá de lo que podía concebir. Relato muy entretenido que va ganando enteros en trepidación conforme discurren las páginas... Léela y pasarás un buen rato, además de servir de reflexión sobre que límites deben imponerse en la investigación sobre nuestra propia psique.

***