viernes, 23 de agosto de 2013

La Sonrisa Etrusca.

Sampedro, J. L. (1985 de la edición original) La Sonrisa Etrusca, Destino.


El primer adjetivo que me viene a la cabeza es ternura, porque esta es una historia que rebosa ternura. Y esa ternura se expande en la historia de este anciano de alma joven y libre, que encuentra al final de su vida su misión definitiva. La Sonrisa Etrusca es un reclamo de alegría, de bondad, de dignidad, de reivindicación de las cosas sencillas que nos llenan la vida. La emoción que puede emanar de la mente de un maestro como José Luis Sampedro. Gracias maestro por habernos dejado este legado.

*****

No hay comentarios:

Publicar un comentario