jueves, 29 de agosto de 2013

Los hombres que no amaban a las mujeres.

Larsson, S. (2005 del original) Los hombres que no amaban a las mujeres, Destino.


Un clásico que devoré con avidez. Fue la puerta que me descubrió la escuela del género negro sueco. Creo que si no la hubiera escrito el fallecido Larsson, alguien tendría que haberlo hecho. Me lo pase fenomenal con su lectura, de hecho ese mismo verano me leí también la segunda entrega (La chica que sonaba con una cerilla y un bidón de gasolina, 2006 del original) y la tercera (La reina en el palacio de las corrientes de aire, 2007 de la edición original), completando así la trilogía Millennium. He de decir que la segunda parte me gustó menos, y la tercera menos aún, porque creo que la trama se complicó en exceso y se introdujeron elementos que le quitaban realismo al conjunto. Pero bueno, fue francamente entretenido, que es de lo que se trata.

*****

miércoles, 28 de agosto de 2013

El guardian invisible.

Redondo, D. (2013) El guardian invisible, Destino.


Estupendo relato policiaco en que se mezcla el misterio de los bosques del Baztán con la mitología propia del lugar y el crimen en un ambiente que por momento se hace más denso. Ritmo adecuado y desenlace que deja alguna pregunta en el aire. Lo aconsejo.

****

lunes, 26 de agosto de 2013

La Marca del Meridiano.

Silva, L. (2012) La Marca del Meridiano, Planeta.


Este relato, para mí, sí es merecedor de un Planeta (o no); no porque sea la mejor historia de la saga protagonizada por los guardias civíles Bevilacqua y Chamorro, sino porque el maestro Lorenzo Silva "está sobrao" (muy diferente a "ir de sobrao"). Aún así, he de admitir que cada una de las nuevas entregas me ha aportado un poquitín menos (desde las sublimes El Lejano País de los Estanque (1998) y el Alquimista Impaciente (2000, Premio Nadal), siguiendo por La Niebla y la Doncella (2002), Nadie vale más que nadie (2004), La Reina sin Espejo (2005) y La Estrategia del Agua (2010), todas editadas por Destino). Quizá es que es difícil sorprender más y más, aunque el maestro es capaz de eso y de más. O quizá es que nuestra sugerente sargento Chamorro se nos está haciendo mayor...

***

La Vida Imaginaria.

Torres, M. (2012) La Vida Imaginaria, Planeta.


A mi entender sencilla, sin grandes complicaciones, fácil de leer. Esperaba algo más para una novela finalista del Planeta. O no. En todo caso, tiene un no sé qué interesante. Como la autora.

***

sábado, 24 de agosto de 2013

Tú eres el Mal.

Costantini, R. (2012 de la edición original) Tú eres el Mal, Mondadori.


¡Bravo! 602 páginas que no dan tregua, que te invitan a buscar la verdad sobre un incidente ocurrido en 1982, y que marca la vida del protagonista, un joven policía engreído que en su madurez ha quedado reducido a un ser atormentado por ese incidente que hace 23 años no supo aclarar. Hasta que nuevos hechos lo llevan a investigar qué paso, pese a quien pese, y aunque el precio pueda ser demasiado alto. Devoré su lectura y me supo a poco cuando lo terminé. Si te gusta el género policiaco, te lo aconsejo.

**** 

Las Leyes de la Frontera.

Cercas, J. (2012) Las Leyes de la Frontera, Mondadori.


Un joven adolescente se mete, arrastrado por una crisis vital, en el mundo de la marginalidad de una capital de provincias, al final de los años 70. Conocerá al "Zarco", un joven delincuente, al que sigue como un ídolo, hasta que traspasa una línea prohibida. Con el tiempo seguirán caminos dispares, hasta que sus vidas se entrecruzan muchos años después. Entonces nuestro protagonista, que ejerce de abogado, podrá indagar en el mito caído del "Zarco", en que nada es lo que parece y en que la vida da giros inesperados e incómodos. Novela interesante pero que me dejó un sentimiento desapacible, amargo y oscuro.

***

viernes, 23 de agosto de 2013

El enredo de la bolsa y la vida.

Mendoza, E. (2012) El enredo de la bolsa y la vida, Seix Barral.


 Bueno, es cierto que siento debilidad por la ironía de Eduardo Mendoza desde que leí hace muchos años El Misterio de la Cripta Embrujada. La trama de este nuevo episodio de su detective preferido, ese que suele pasar grandes temporadas en el psiquiátrico, no me enganchó como esperaba, no respondió a mis expectativas. Pero todo esto lo suplió la descripción de la sociedad catalana a pie de calle, la sociedad de la Barcelona más oculta. ¡Visca el General Itat!

***

La Sonrisa Etrusca.

Sampedro, J. L. (1985 de la edición original) La Sonrisa Etrusca, Destino.


El primer adjetivo que me viene a la cabeza es ternura, porque esta es una historia que rebosa ternura. Y esa ternura se expande en la historia de este anciano de alma joven y libre, que encuentra al final de su vida su misión definitiva. La Sonrisa Etrusca es un reclamo de alegría, de bondad, de dignidad, de reivindicación de las cosas sencillas que nos llenan la vida. La emoción que puede emanar de la mente de un maestro como José Luis Sampedro. Gracias maestro por habernos dejado este legado.

*****

jueves, 22 de agosto de 2013

Maldito Karma.

Safier, D. (2007 de la edición original) Maldito Karma, Seix Barral.


Hilarante, absurda, genial alegato a la imaginación genuinamente kafkiana. Y con moraleja que hay que aplicarse muchas veces en la vida, porque las prioridades a veces no están claras.

***** 

La verdad sobre el caso Harry Quebert.

Dicker, J. (2012 edición original) La verdad sobre el caso Harry Quebert, Alfaguara.


¿La habéis leído? ¿Habéis tenido fuerzas para no devorar estas 660 páginas de un solo tirón? No será una obra maestra de la literatura quizás, pero a los que les gusta el género negro y buscan entretenimiento, está persecución frenética y casi inalcanzable de la verdad les hará pasar buenos ratos. Estupenda.

***** 

El Maestro del Prado.

Sierra, J. (2013) El Maestro del Prado, Planeta.


O yo me equivoqué buscando una novela, o todo es fruto de mi falta de conocimiento sobre el arte pictórico. El caso es que esta excusa para mostrar una serie de elucubraciones o teorías metafísicas sobre algunas pinturas de nuestra pinacoteca me aburrió soberanamente...

*

La Invención del Amor.

Ovejero, J. (2013) La Invención del Amor, Alfaguara.



Me ha gustado, aunque es algo desconcertante, es difícil quedarse indiferente ante su lectura. Por eso me ha gustado.


****